Social Icons

martes, 29 de julio de 2014

Solución de las contradicciones


En El Capital (Libro I, Tomo I), en el apartado La metamorfosis de la mercancía ,Marx se refiere al método por medio del cual se solucionan las contradicciones reales, exponiendo el ejemplo siguiente: “Es una contradicción que un cuerpo caiga constantemente sobre otro y, sin embargo, huya constantemente de él. La Elipse es una de las formas de movimiento por medio de la cual esa contradicción se realiza y se resuelve a la vez”.
En primer lugar debemos señalar que eliminar una contradicción y solucionar una contradicción no son la misma cosa. Una contradicción no se resuelve por medio de la eliminación de la misma; como un enfermo no se cura dándole muerte al enfermo. Ha de buscarse, pues, un método, una forma, por medio del cual una determinada contradicción pueda darse y resolverse a la vez.
En el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol se da la referida contradicción: la Tierra cae constantemente sobre el Sol a la vez que huye constantemente de él. Dos son los aspectos de esa contradicción, la caída constante y la huída constante, ambos constituyen una unidad: Unidad de Contrarios. La Elipse es la forma de movimiento que hace posible está unidad de contrarios. El Círculo es una forma de movimiento donde tal contradicción no acontece; el cuerpo que se traslada alrededor de otro no cae hacia ese otro, ni huye de ese otro. Cuando se pasa de la forma de movimiento Elipse a la forma de movimiento Círculo, la contradicción queda eliminada, pero no podemos afirmar que haya sido resuelta.
El modo de pensar metafísico no admite la unidad de los contrarios: o se produce caída, o se produce huída; las dos cosas a la vez no. El modo de pensar  dialéctico si admite la unidad de contrarios: puede darse a la vez una cosa y su contraria.
En la unidad de contrarios un aspecto domina sobre otro, pero este dominio no es estático, está sujeto a cambio; ahora es dominante un aspecto, más tarde es dominante el otro. Lo que comienza siendo caída termina siendo huída, y lo que comienza siendo huída termina siendo caída; un aspecto se transforma en su contrario. Es por ello que, por medio de la forma de movimiento Elipse, la Tierra está cayendo siempre sobre el Sol y, al mismo tiempo, huyendo siempre del Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates